jueves, 14 de mayo de 2009

Pc kaputt

Se está muriendo mi portátil. Lleva tiempo fallando como una escopeta de feria, pero ahora está en las últimas, agonizando. Se bloquea, no reconoce los puertos USB, no funciona el track pad... Hay veces que ni se enciende. Me temo que me dirán que me compre uno nuevo.
¡Y no está el horno pa' farolillos...!

Lo llevaré a arreglar, supongo que podré seguir blogueando desde otro ordenador, naturalmente, pero no es lo mismo: Es increíble cómo se acostumbra uno a sus cosas, dónde las tiene, cómo las tiene.

Tampoco puedo pasar documentos del disco duro a un pen drive, para poder trabajar con ellos desde otro sitio, porque el ordenador no reconoce los dispositivos extraíbles, así que no puedo rescatar nada.
Los ordenadores (quitando la dicotomía Mac-PC) son bastante parecidos y funcionan de manera similar pero, al menos a mí me pasa, parezco un topo en un garaje si me cambian de máquina.

Soy bastante apegada a mis cosas, a los instrumentos que uso, sobretodo los que uso casi exclusivamente yo.
Me pasa con el microscopio de mi trabajo. Es uno de los más antiguos del departamento, y sin embargo, tiene muy buena óptica, y lo cuido como si fuese la última adquisición. Los compañeros se mofan cuando me ven gamuza en mano, quitando el polvo de todos los rincones de oculares, platina, condensador... Como buena tiquismiquis, me molesta que alguien lo use y no lo deje como lo ha encontrado.

A veces me siento como los osos del cuento de ricitos de oro, cuando llegan a su casa y se dan cuenta que alguien ha tocado sus platos, alguien se ha sentado en sus sillas y alguien se ha acostado en sus camas.
O como la princesa del guisante, que lo nota bajo 20 colchones.


7 comentarios:

PATSY SCOTT dijo...

Pues en eso también nos parecemos. Yo noto enseguida cuando alguien me ha tocado o descolocado algo y no me gusta nada (últimamente intento callarme porque me estoy volviendo demasiado gruñona).
Ahora lo del PC sí que es un drama en toda regla. Aunque sea igual uno que otro si no están tus carpetitas y tus cosas NO es igual. ¿No conoces a algún informático rarito de esos con la piel medio verdosa de estar tanto rato frente a la pantalla, que pueda rescatar algo del disco duro?
Oooh, espero que no signifique días de silencio porque cada vez que pasas dos días sin escribir me pongo de los nervios.Cruzaré los dedos.
Te he dado un premio que puedes pasar a buscar por mi blog si te apetece. Beso

Candela Cano dijo...

Ops ¿Un premio?

Candela Cano dijo...

Me quedé sin contestarte, Maikix, con la "doble" sorpresa del premio, jajajajaja

¡Tienes un doble premio, pues!

PATSY SCOTT dijo...

Jaja, Candela, no me digas que las dos hemos premiado a Maikix? Qué risa. Lo peor es que me da la impresión de que no ha podido arrancar hoy el PC. OOHH.

maikix dijo...

Hola, Patsy, Candela!
Muchísimas, muchísimas gracias por otorgarme un premio, ¡Y por partida doble!
En agradecimiento, os dedico el siguiente post. Materialmente no puedo seguir dando el premio, me pasa como a ti, Patsy, que leo muchos blogs de diarios digitales, y las que podríais ser premiadas, ya lo estáis.

Patsy, eres una de las primeras personas que se comunicó conmigo habitualmente a través del blog, y por eso eres especial para mí. Recuerdo cuando te quejabas que no tenías lectores, ¡y mira ahora! Habernos conocido personalmente contribuyó al "enganche" mutuo.

Candela, recuerdo tu comentario de apoyo hace tiempo, en un post especialmente triste para mí. Desde que tienes blog, me he hecho adicta.

Otra vez, muchísimas gracias y un besazo para cada una.

Ave dijo...

¡Cómprate un ordenador de sobremesa! Sí sí, ya sé que no son tan chulos, que no puedes escribir desde el sofá y todo eso, pero... chica, por la mitad de precio tienes el doble de prestaciones :-) Actualizar un PC es una castaña, con todos los problemas que mencionas dudo que merezca la pena esa actualización y que efectivamente te digan que compres otro....

maikix dijo...

Ya sé, Ave. "Tengo" un ordenador de sobremesa, pero que lo tiene acaparado Àlex, mi hijo menor, así que como si no tuviera. De ahí que me hiciera yo con un portátil. También es verdad que los portátiles dan más problemas que los fijos, y son más caros, y són más complicados de arreglar... ufff!!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin