miércoles, 3 de diciembre de 2008

La erótica de la medicina

Los estudiantes del último curso de medicina de la facultad de la Vall d'Hebron de Barcelona han editado un calendario para sufragar parte de su viaje de fin de carrera.
Hasta aquí, ningún problema.

Los motivos del calendario son fotos de los propios alumnos en un hospital, con diferentes elementos de la profesión (fonendoscopios, vendas, calaveras, mascarillas...), posando en situación más o menos artística, y desnudos.

El problema aparece en el lugar donde hicieron las fotos. En un primer momento, los estudiantes no quisieron desvelar dónde habían sido realizadas las instantáneas, pero al salir a la luz el calendario, se identificó el Centre Sanitari Pere Virgili, hospital recientemente inaugurado en el antiguo Hospital Militar. Al parecer, primero pidieron permiso al hospital de la Vall d'Hebron, quien desestimó la petición.

La dirección del Pere Virgili está molesto con los estudiantes porque dio permiso para hacer fotos para un calendario, pero no sabía que eran fotos de desnudos, y la seguridad del centro tampoco los alertó de los hechos.

La iniciativa del calendario erótico de estudiantes de medicina para recaudar fondos no es pionera: En el año 2005 lo hicieron los de Oviedo para pagarse el viaje del ecuador de carrera, a los que siguieron otros, y estudiantes de otras carreras.

Desde Las chicas del calendario, película de Nigel Cole de 2003, basada en hechos reales, esta iniciativa se ha extendido como la pólvora.
En la película (que, por cierto, a mí no me gustó), un grupo de mujeres maduras de Yorkshire Dale deciden, para recaudar fondos para el hospital del pueblo, hacer un calendario, haciendo sus labores: plantando macetas, haciendo mermelada o punto. La cosa da un giro inesperado cuando deciden posar desnudas.

Desde entonces han hecho calendarios eróticos con distintos fines, desde las falleras valencianas a los curas más guapos del Vaticano, pasando por los miembros de la policía local de Huelva, las madres de alumnos de Serradillo (Salamanca), o los funcionarios de justicia de Soria. Y sólo por nombrar algunos, que ya cansa. A ver si alguien inicia otra vía.

Para mí, el mejor proyecto en este sentido, mucho más divertido que los calendarios picantes, además de pionero, fue el de la película Full Monty, ésta sí, una obra maestra de Peter Cattaneo de 1997.
El film se centra en la desesperación de unos obreros del metal desamparados por un sistema que les había enseñado que con su trabajo tendrían una vida digna, y que ahora se ven olvidados en la oficina de (des)empleo. Estos obreros sólo ven un modo de conseguir unas libras esterlinas: enseñando sus cuerpos antidanone. Y para enseñarlo, antes tendrán que esconder su timidez y orgullo.

4 comentarios:

Eva dijo...

Bueno, ahí voooy. Quiero que sepa todo el mundo que soy una fan incondicional de este blog. Que mi tiempo está más que ocupado, casi como el de todos jajaja, pero antes o después encuentro un momento para darme una vuelta por él. Me parece entretenido y nutriente.
Maica: Felicitats! Creo que lo haces muy bien y que es un claro reflejo de ti. Y como, casi siempre , esto de acuerdo contigo.
Fins demà!

maikix dijo...

Hola, Eva.
Bieeeennn...!!!
Me encanta que te hayas decidido a comentar. Ya sé el poco tiempo de que dispones y el esfuerzo que supone.
Gracias por tus inmerecidos elogios. Nos vemos.

PATSY SCOTT dijo...

Oh, ¡qué gustazo! Hace días que no paso por tu blog (ni por el mío) y me encuentro con mucho que leer.
Full Monty es maravillosa y creo que fue precursora en el reflejo que hacía del cambio social que se avecinaba.
Comparto también la hartura con los calendarios de desnudos y la repercusión que tienen en los medios - telediarios, por ejemplo. ¡Qué falta de originalidad y qué obsesión con mostrarnos todos las miserias! (por cierto se te olvidaron los bomberos y el calendario de los curas "sexy" del Vaticano). Un besazo.

maikix dijo...

Hola, Patsy!
Gustazo, el tenerte otra vez aquí. En el tintero se han quedado un montón de colectivos que hacen el calendario "erótico", y siguen... El de los curas sí lo mencioné, porque me llamó bastante la atención, que aunque no desnudos, sí salen sexys (aunque a mí la sotana no me pone nada, nada).
Un abrazo.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin