martes, 9 de septiembre de 2008

Quiero ser tu banco


Este verano recibí una carta de la empresa que gestiona el fichero ASNEF, un listado de morosos e insolventes, en la que me notificaban el dudoso honor de haber ingresado en sus filas, gracias a una deuda contraída con una Caixa de ahorros con la que no trabajo desde que me mudé a vivir a Barcelona hace años, por valor de 35 (treinta y cinco) euros.

Naturalmente, era una cuenta que debí cancelar en su día y que no lo hice, y como te siguen cobrando comisiones y demás naderías, mientras hay dinero y no haces nada, no te avisan: - Ei, que tienes un dinero aquí que no utilizas, y que nos estamos gastando, por si no te acordabas!

En cambio, a la que se acaba, y ya no pueden seguir mamando de la teta, te meten en la ASNEF, o te llevan a los tribunales, o donde haga falta.

La semana pasada, que tenía tiempo, quise solucionar el tema. Fui a la oficina que esta Caixa tiene en mi calle. Después de hacer una cola de media hora (no hay personal disponible al público, sólo máquinas), el empleado me dijo que la deuda ya ascendía a más de 38 euros.

- Bien, no importa, pago la deuda, y quiero cancelar la cuenta.

- No puede cancelar la cuenta, tiene tarjetas vinculadas.

- Y qué? Hace años que no utilizo ni la cuenta ni las tarjetas.

- No puedo hacer nada. Además, tiene otra cuenta, con 200 (doscientos) euros.

- ¡¡¡!!! No me lo puedo creer! Tengo una cuenta en la misma entidad, cosa que no sabía (o no recordaba), con dinero, y me meten en la ASNEF por 35 cochinos euros??? Bien, cancéleme esta cuenta.

- Yo no puedo hacer nada, también tiene tarjetas vinculadas. Tendrá que ir a la oficina donde abrió las cuentas.

Viendo la inutilidad del interfecto, me fui a la oficina de Sant Just Desvern, conté la misma historia, me cancelaron la cuenta donde había dinero (en la que el año pasado había, no doscientos, sino cuatrocientos euros, y probablemente desde que no trabajo con ellos, debía haber por lo menos mil, y ha ido menguando gracias a la succión banqueril).

Pagué la deuda de la otra cuenta, la cual no se puede cancelar hasta pasados unos días, y me comunicaron que todas esas gestiones que había hecho se podían hacer desde cualquier oficina. Sin ningún problema, aunque haya tarjetas vinculadas.

A la empleada de esta oficina, que parecía más lista que el otro, le volví a preguntar cómo me habían metido en una lista de morosos por una mísera deuda en una cuenta, teniendo dinero en otra de la misma entidad y oficina. La explicación fue, que no hay personas que supervisen estas cosas. Todo lo hacen las máquinas.

Acabáramos.

Se supone que las máquinas están para aumentar la eficacia y/o eficiencia, pero para que no se le escape nada a la entidad, naturalmente, no para mejorar la atención al público.

Cómo puedo ser tan ingenua?

No puedo dejar de sentirme indignada. No me vale que me digan que me han enviado una carta al domicilio antiguo, avisando del descubierto. Cuando les interesa encontrarte, te encuentran, aunque te escondas bajo las piedras. Pero siempre, a su favor. Si es porque te interesa a ti que te encuentren, ni te buscan.

No he dicho el nombre de la entidad porque creo que da igual, todos los bancos y cajas se lucran a costa de la gente, nunca pierden.

Por eso me alegro de que una buena amiga mía, directora de una oficina bancaria, haya decidido tirar la toalla, abandonar la banca, desengañada de tanto carroñero, para cumplir su sueño.

Suerte en tu empresa, Montse!

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Maika, he visto tu Blog en la Vanguardia y aunque no soy muy amigo de los blogs, no sé decirte porqué pero me ha llamado la atención. He entrado y ya que estaba he leído un par de tus "post" (quiero ser tu banco y estadística). Bueno, sólo quería decirte que me ha gustado leerte, en gran parte comparto tus opiniones pero no es esa la razón sino que me ha gustado tu manera de expresar tus ideas y experiencias. Un saludo y sigue con tu blog! Carlos P.D: y el título... genial!

MICROGRAFÍAS dijo...

Estimada Maikis: Muchas gracias por ser lectora habitual de 'Patologías Urbanas' y por tu expresa mención en LVD. La verdad es que me ha gustado tu estilo 'tikismikis' a la hora de expresar tus vivencias y te animo a continuar. Un cordial saludo, Javier Castañeda
www.patologiasurbanas.net
www.micrografias.com

maikix dijo...

Gracias, Javier, por tus ánimos, tanto en LVD como aquí. Soy seguidora de tus blogs, Micrografías y Patologías Urbanas. Aunque prácticamente nunca he comentado nada ni en ellos ni en otros que leo, soy bastante tímida para eso. Te prometo que a partir de ahora lo haré.

maikix dijo...

Gracias, Carlos, por el apoyo y por acceder, no siendo amigo de blogs. El porqué del título, lo explico en la primera entrada del blog, es doble: soy fan de Queen, y en la vida me han llovido muchos palos, la mayoría sin comerlo ni beberlo, y ya estoy cansada de morder siempre yo el polvo...
Saludos, y espero que te pases, aunque sea de vez en cuando, estaré encantada de que comentes tu opinión.

intoku dijo...

Hola Maikix. Enhorabuena por tu aparición en La Vanguardia.

Tienes un visitante más.

Saludos,
Intoku.

maikix dijo...

Bienvenido, Intoku!

Estoy encantada de que te pases por el blog, espero verte a menudo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola Maikis.
He entrado por pura casualidad en tu blog -cosa que no hago a menudo- a través de LV y lo encuentro estupendo. Me encanta lo que escribes, como lo escribes y como transmites; realmente debes ser tiquismiquis, pero buena persona. Aunque me da un poco de verguenza y no soy nada bueno en cosas de informática, me estaba planteando, hace ya tiempo, hacer un blog y creo que, después de ver el tuyo, me lo voy a plantear más seriamente.
Por cierto, yo también tuve una mala experiencia con entidades de ahorro. Por arte de magia apareció un duplicado de mi tarjeta 6000 y alguien gastaba dinero a mi costa; fueron unos cuantos peajes de autopista, pero en la caja -tampoco diré cuál era- me dijeron que ni me abonaban ese dinero ni había otra solución que romper la tarjeta y hacer una nueva. Si el sujeto en cuestión se hubiera comprado un Ferrari con mi tarjeta, tampoco habría habido otra solución. Tiempo después tuve otro problema -que representaba más dinero y más problemas que el anterior, pero que no explicaré aquí por no alargarme más- y tampoco supieron solucionarlo adecuadamente. Opté por cambiar de entidad.
Bueno, un placer leer tu blog.
JC

Anónimo dijo...

Desgraciadamente todo lo que cuentas es real y nos ha pasado a todos. Las Cajas, bancos, y grandes empresas, funcionan como compartimentos estancos donde cada franquicia se ocupa de sus propios asuntos. ¿Movilidad laboral, competitividad? Es propaganda de los políticos. Algo así como ese "Defensor del Pueblo", que se sabe que existe, y cobra un sueldo, pero nunca defendió a nadie de forma eficaz. Quizás esto ultimo vaya incluido en el sueldo. Lo mejor es pedir ese libro de reclamaciones que tampoco tienen, aunque la Ley les obligue a tenerlo, y marcharse a la policía a poner una denuncia donde te dirán que has de ir a los juzgados, y tras recorrer varios kilómetros y presentarte en los mismos, y perderte entre preguntas a funcionarios que ni saben ni quieren saber, ni contestar si no es en presencia de su abogado, llegas a un zulo convenientemente situado en los sótanos del edificio donde dos mujeres despeinadas, siempre son dos y muy despeinadas, te pedirán unos datos de los que careces y te exigirán volver otro día, o te aconsejarán desistir, porque total: "¿es que no sabe usted que la justicia no existe?", parecen decirte con una mirada entre el asco y la desidia, pero si erees tan besugo que con sus miradas no te percatas es esto, te aconsejarán desistir de viva voz. Y piensas: ¿se cumple alguna Ley? Y la respuesta te llega como una revelación divina bajo la forma de una pegatina amarilla con los números de la matrícula de tu coche recién secuestrado por la grua municipal. Te desplazas unos kilómetros más, pagas el monto del secuestro y te consuelas pensando: ¿quién diablos me mandaría a mi poner en duda el orden natural de las cosas? Y con la lección bien aprendida, empiezas un régimen, quizás forzado por el alza de los alimentos, para que tu cuerpo pase mucho más fácilmente por el tubo de la realidad democrática, ciudadana y garantistas, muy garantista, que te puede tocar afrontar mañana mismo. (Xeremias)

Tonio dijo...

Buonasera, fascino il tuo commento sulle banche, occorrerebbe tornare, il metodo di denaro sotto il cuscino.

UN beso, Flaca. Desde Firenze.

maikix dijo...

Hola, Tonio!
Qué bueno que entre visitas renacentistas, hayas pasado por aquí.
Antony, ¿bien?

Un beso.

maikix dijo...

Gracias por tu comentario, JC.
Yo no sé nada de informática, no creo que haya que saber, para escribir un blog. Sí es cierto que da cierto pudor mostrarse en público, pero ya ves... aquí estamos, así que te animo a escribir tu blog.
Saludos.

maikix dijo...

Xeremías, me ha encantado eso de hacer dieta para poder pasar por el tubo...
Bienvenido al blog!

montse dijo...

Hola Maikix! (me encanta el nombre, como matrix....visión futurista)
Gracias por nombrarme en tu blog y sobretodo gracias por los ánimos.
es una pena que, en vez de convertir a la gran banca haciendo que se vuelque en pro de las personas, resulta que somos las personas las que nos convertimos en meros trabajadores de banca y nos estamos olvidando de los que tenemos delante. Las máquinas al poder!!!! dejamos de sentir y de vivir por los que nos dan de comer y eso, va totalmente en contra de mis principios ¡con lo que me gustaba este trabajo!!!! y tu bien lo sabes.
Y como las grandes batallas dejaron ya de librarse, yo, aún siendo una, me revelo contra el gran sistema y aporto mi granito de arena, pequeño, pero molestoso y digo: ASI NO ME GUSTA y si no me gusta, pues no lo quiero. VOY A LUCHAR POR MIS SUEÑOS....espero que alguien me siga.
Tu también lo hiciste, luchaste y venciste.
Te quiero mucho guapa, desde hace mucho, siempre he admirado tu pelo, tu fortaleza, tu superación. Es genial que exista gente como tu, así de triquismiquis, así de entregada, y lo mejor es tenerla cerca.

maikix dijo...

Montse, cariño, se me ha saltado la lagrimita...

gracias por tu visita y por tus palabras.

Besazo.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin