lunes, 15 de septiembre de 2008

Family Guy


No puedo, no hay manera.
Por más que lo he intentado, soy incapaz de verle la gracia a Padre de familia. Y me lo he tragado un montón de veces.

La primera vez que la vi, fue un rechazo inmediato, visceral y sin atenuantes. Me negué a que en mi casa, por lo menos en mi presencia, se visualizase la serie.
Después, al enterarme de que a personas que yo considero inteligentes les gusta, e incluso hacen elogios de ella, y opinan que hace crítica de la sociedad actual, decidí replantearme la cuestión y mirármela de otra manera. (Me pasó lo mismo que con el fútbol y que, lo siento, no consigue interesarme lo más mínimo, por más partidos que vea, tertulias que oiga, o amigos y admirados que me insistan).

Sé que con esto me gano antipatías, espero que seáis indulgentes conmigo. Quizá soy demasiado mayor, quizá me falta sentido del humor, quizá soy demasiado severa, o demasiado corta, y no alcanzo a sacarle punta.

A mí no me parece que la serie critique la sociedad actual. Antes al contrario, sigue los tópicos de siempre, se premia o aplaude y se castiga o rechaza lo de toda la vida, la misma moral judeocristiana pasada por el cedazo yanky. Es una copia de los Simpson sobre la cual pretende avanzar, y sólo consigue moverse lateralmente para marcar alguna diferencia, para que parezca más canalla, más irrespetuosa o más transgresora, que es a lo que empujan los tiempos, pero no deja de ser una sarta de típicos tópicos:

Familia americana de cinco miembros y el perro. La esposa, la más sensata (suelen pintarla así, cuando no histérica, como en Shin Chan), con algunas salidas de madre (hay que dar un poco de vidilla a las mujeres); el marido, estúpido hasta la imbecilidad, pero cae bien, resulta entrañable, el pobre es machista, guarro, infantil, pero quiere a su mujer... Una hija fea y acomplejada; un hijo fotocopia del padre; y las estrellas de la serie, creo, son el bebé y el perro, que son los que hacen diferente la serie: al bebé le adjudican una voz y mentalidad de adulto, piensa en sexo, violencia, y su meta es asesinar a su madre. Al perro le atribuyen inteligencia, cultura, sensibilidad, conciencia, incluso está enamorado de la madre... pero es alcohólico. Dicen que es el alter ego del autor.

Por más idioteces, barrabasadas o animaladas que haga uno de los miembros del matrimonio, todo se perdona, porque el amor está por encima de todo.

Hacen referencias a famosos y políticos, actuales y pasados, y utilizan el método de insertar fragmentos a modo de flashback, que aburren a las piedras.

En fin, que lo siento, pero no consigo verle la gracia y por no aportarme, no me aporta ni una sonrisa. Lo siento por los seguidores. Yo lo he intentado, de verdad.

4 comentarios:

Tonio dijo...

Seria ofensa para el “tiquistismismo” si te gustase Family Guy.
Jajajaja.

No será que no te gusta prácticamente nada de lo que pasan por la TELE.
Te lo dice una persona que ha estado 2 años sin Televisor en casa.

Que conste que a mi, si me gustan esos dibujitos, sobretodo cuando surgieron, hace ya cinco o seis temporadas,y los bajaba de internet, ahora con tanto Simpson hasta en la sopa y demás ofertas similares, es una formula desgastada y LA VERDAD pesada. ni mucho menos creo que sea para programarlo un domingo, como creo hacen.
El domingo es para el FUTBOL!!!!!!!!!!!!!!

Jajajaja anímate que te veo TXOFFFFFFFF.

Arriba la censura televisiva, y el control sobre el pueblo!!!!. Hay que volver al NO-DO y a los programas de educación Cristiana, nada de humor sarcástico y fácil, nada de entretener al populacho con reflejos de lo que no debemos ser nunca.

BdaB FLaca

maikix dijo...

Allá cada cual con sus gustos, Tonio, yo sólo doy mi opinión. No entiendo la referencia al NO-DO y a la educación cristiana. Ni soy cristiana, ni seguidora del NO-DO...

Los domingos son para el fútbol, la fórmula 1, las motos...

Un beso.

maikix dijo...

... Y por cierto, me gusta Futurama, que sí me parece original, sarcástico, crítico...

Otro besito

pol dijo...

Si és cert que llegint entre línies arriben a veure's crítiques a la societat òbvia americana, també és cert que, com passa gairebé sempre, aquests elements de gran ressò entre el públic es fan pel públic i a gust d'aquest. Nosaltres, ingenus, obrim la boca perque entri la cullerada. La saben llarga, els americans, en alimentar els seus estimats "citizens" de tòpics suats. Reconec que és una sèrie entretinguda i que la miro (sí, vaig ser jo), però també m'agradaria remarcar el comentari que fas sobre Futurama, ja que definitivament no té res a veure amb Padre de Familia, per això t'agrada. Una és una sèrie, precisament d'això, de cap de setmana, fan bromes i et rius (jajaja) i després pots madurar una opinió positiva o negativa del contingut. Futurama, en canvi, sí que mereix el reconeixement d'aquest àvid consumidor de sèries d'animació des de que té memòria. Aquesta SÍ que és una crítica, original, punyent, divertida i incansable del paper dels individus en la societat. No poden posar-se en el mateix sac (sé que no ho fas), tot i anar juntes i "revueltas" cada cap de setmana. En quant a mi, és tard i tinc son, però volia comentar per fi ara que hi estic ficat.


Ja no sé què em dic, bona nit!
Un petó


Pol

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin