sábado, 23 de abril de 2011

¿Muralla de vaginas?

Esto es una clase de ANATOMÍA, sin ánimo de ofender.

Viene a cuento por esto, una exposición denominada “La gran muralla de vaginas”, del artista británico Jamie McCartney, como denuncia a la creciente demanda de cirugía estética de los órganos sexuales. Que me parece muy bien, por otro lado. No voy a referirme al contenido del mensaje.

No es la primera vez que leo o escucho “vagina” haciendo referencia a la vulva. Señores y señoras, NO es lo mismo.

Con la de años que llevamos lidiando con la educación sexual, con el conocimiento del cuerpo, especialmente el femenino, cuya anatomía íntima se ha ocultado tanto tiempo, y ahora resulta que no sabemos ni dónde tenemos la vagina.

El aparato genital femenino tiene cierta complejidad, mayor que el masculino, porque tiene órganos internos y órganos externos, y algunos de los externos están medio ocultos.

La vagina es de los INTERNOS, junto con el útero y sus trompas de Falopio, y los ovarios. Es un canal que comunica los órganos internos con los externos, un túnel muscular por donde sale el feto en el momento del parto, y la menstruación cada mes cuando no hay embarazo (en edad fértil), y que acoge el pene en el coito. La entrada a este túnel es el introito vaginal, y no tiene salida, el fondo es ciego (como un fondo de saco), abrazando el cuello del útero.

El introito vaginal pues, es un orificio que se encuentra entre las piernas, por delante del ano. El espacio que hay entre ano e introito se denomina periné. Inmediatamente por delante del introito vaginal se encuentra otro orificio de salida, donde desemboca la uretra (tubo de salida de la orina desde la vejiga), denominado meato urinario. Y por delante del meato se encuentra el clítoris, órgano que única y exclusivamente sirve para el placer. Es como un micropene tapado por un capuchón a modo de prepucio (de hecho algunas mujeres padecen fimosis, cuando este capuchón no puede retirarse) y, como el pene, es eréctil con la estimulación.

Tapando los dos orificios, y en continuidad con el capuchón se encuentran los labios menores o ninfas, dos repliegues cutáneo-mucosos a ambos lados, que pueden ser más o menos grandes. Y por encima se encuentran los labios mayores, dos repliegues cutáneos mayores, que cuentan con una mullida capa de tejido graso subcutáneo por debajo y pelo grueso por encima, el vello púbico.

La VULVA es el conjunto de labios mayores, labios menores, el clítoris y los dos orificios, y constituye los órganos sexuales EXTERNOS. Los labios delimitan no un ojal, sino una horquilla o ángulo, con el vértice delante (lugar que precisamente se denomina horquilla vulvar), donde se encuentra el clítoris, y la abertura detrás.

El monte de Venus es el espacio que continúa desde la vulva hacia el abdomen, y tiene las mismas características que los labios mayores: gruesa capa de tejido adiposo, y vello púbico.

Como al resto del cuerpo, el paso del tiempo no perdona a los órganos sexuales. Al estar habitualmente ocultos y la cirugía estética está “de cara a la galería”, hasta hace poco no les había hecho mucho caso. Pero todo es cuestión de crear la necesidad.

Aunque se hace también estética de vagina, para aumentar la turgencia o recomponer el himen, la mayoría de intervenciones estéticas se realizan en la vulva, que es lo más visible, sobretodo la reducción de los labios menores.

Con todos estos datos, nadie tendrá dudas de que la gran muralla de vaginas es en realidad una gran muralla de vulvas. No sé si el problema estriba en que la palabra VULVA es fea, demasiado sugerente, más difícil de escribir, menos elegante, más contundente, más sosa o qué (sinónimos hay para aburrir, que no voy a nombrar), pero me sorprende que artistas confundan la gimnasia con la magnesia y especialmente que mujeres que se dicen feministas se hagan eco del error.

19 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Totalmente de acuerdo....
Cada cosa tiene su denominación y no hay que cambiarla....

maikix dijo...

Mientras la confusión sólo sea de denominación...

ISA dijo...

joé, vaya un temita para un Sábado Santo, jejejej .))).
Efectivamente son dos cosas distintas, nunca hubiera llamado vagina a los "labios exteriores", y la palabra "vulva", sí es fea, pero no se por qué, quiero decir que no la asocio al órgano femenino ni tampoco es que se use mucho ni de forma despectiva o fea. Misterios del lenguaje.

maikix dijo...

Jajajajaja, Isa, si mi memoria no me falla... es sábado de GLORIA... y hoy domingo de RESURRECCIÓN! Se podría hacer una estupenda metáfora.

Y sí, la palabra es fea, pero al César, lo que es del César (más feo es decirle "potorro", por ejemplo...)
XDDDDD

ISA dijo...

Es que mi mente sigue de vacaciones. Es sábado ¿no?, pues eso.
Y no me hagas usar mi vocabulario, normalmente oculto, acerca de palabros que te aseguro que me los se todos aunque no los use .)))

Anónimo dijo...

oño¡, que hoy es domingo, no sábado. Lo que te digo: mis neuronas se han quedado en El Rocio. Ay Dios, que lunes me espera.

maikix dijo...

Jajaja, pues sí, te veo mal mañana trabajando. Tú que te pensabas que todavía te quedaba un día...
Por estos pagos no vamos a trabajar hasta el martes. Claro que trabajamos la semana pasada hasta el jueves.
Como dice Punset: las neuronas están fritas!

Blau dijo...

Sábado, domingo o lunes, yo prefiero que se llame como debe ser, después vienen las confusiones, los errores, etc etc... Hala, feliz martes! jajaja

maikix dijo...

Aún nos queda el lunes para disfrutar, Blau!
Espero que no te confundas!
Un beso.

Víctor González dijo...

Me dejas anonadado, Maikix. Y como siempre en ti todo muy interesante. ¿No habrá aquí un problema de traducción del inglés? Se me ocurre. Tal vez Patsy pueda arrojar alguna luz sobre esto. Por otra parte me recuerda una típica ¿leyenda urbana? universitaria de Santiago de Compostela. Aquella en la que en la facultad de medicina un profesor pregunta: "¿Alguien sabe hasta donde llega el miembro viril en el momento del coito?". Y un alumno aventajado levanta la mano rápidamente y dice con aplomo: "Hasta las trompas de Eustaquio". A lo que el catedrático replica con escepticismo: "¡Larga y enrevesada la tiene usted... amigo mío!".
Un abrazo,

maikix dijo...

Jajajajaja... Víctor, siempre me haces reír con tus cuentos! Para todo te sacas uno de la manga.

Hace unos días escuchaba un programa de radio en inglés, que hablaba de medicina, y el médico que hablaba mencionó las trompas de Falopio, que se obstruyen con las mucosidades en las infecciones respiratorias, con lo que se afectaba el oído medio... jajajaja! Es tan fácil confundirse!

Pero no, yo leo todo lo referente a medicina y anatomía patológica en inglés, y no hay confusión posible con las palabras.
No sé si en el inglés coloquial, ahí sí nos puede echar una mano Patsy.
Un abrazo.

Candela dijo...

Como siempre tienes muchísima razón. Jamás he llamado a la vulva vagina, ni al contrario, cada cosa tiene su nombre, hablando en plan fino, de libro. Para andar por casa depende de los localismos y también tiene cada cosa su nombre :)

maikix dijo...

Me has dejado muerta, Candela!
¿La vagina también tiene otros nombres? ¿Localismos? Ya me estoy perdiendo cosas!
¡Quiero una lista completa! :P

PATSY SCOTT dijo...

¡Pero me quedo de piedra! Ya podría el artista enterarse un poquito antes de ponerle el nombre a su obra. En inglés vulva es vulva, por fea que sea la palabra (suena peor en inglés) y vagina es vagina.
No me parece banal el error - es muy significativo porque demuestra hasta qué punto se desconoce o ignora el cuerpo de las mujeres (ayy incluso por parte de muchas mujeres) y cómo funciona - lo cual explicaría muchas cosas del gran desencuentro en algunas relaciones sexuales :))
Por cierto, farala en su blog colgó hace poco una imagen(con el nombre nada ambiguo de coñomatón)gemela de esta obra pero real como la vida misma y la reacción que provocó es muy interesante.
Besos.

maikix dijo...

Jajaja, voy ahora mismo a ver eso del "coñomatón", que desde luego no deja lugar a la imaginación.

Lo del uso o funcionamiento, digamos que todo el mundo sale del paso, pero a la que se pide un poco de nivel... ;)))

Besos

O dijo...

Coño!
Si está muy claro!
¿Porque usar palabras que solo estan en la literatura?
Si esta es la palabla que esta en la calle!
Claro que como no digo nunca un "taco" a mi no me suena mal.

maikix dijo...

O, depende del ámbito donde te muevas. Desde luego, en la calle se usa más "coño" que "vulva". Por donde me muevo yo, al revés, si no es para decir un taco ;))

Keish dijo...

Primera vez en tu blog y me encantó. Que verguenza, tengo una y le cambie el nombre, bueno, como dices tú, la generalizaba. Pero me da alivio saberlo ahora, vulva me gusta mas, las "v" ya dibujan de que se trata, no lo crees?

La gran cantidad de veces que lei vulva y vagina en tu entrada me recordaron a la vez que vi "Los Monólogos de la Vagina" Hay que defender los nombres de las cosas, como si tuvieran credencial de elector.

Gracias de nuevo, nos leemos... E independientemente del error del nombre, me encantó el cuadro.
Saludos!

maikix dijo...

Hola Keish, bienvenida!
A mí también me gusta el cuadro, y la intención del autor con él, aunque haya confundido churras con merinas...
Ya he pasado por tu blog, te leeré.
Un abrazo.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin