lunes, 4 de abril de 2011

Auxilio administrativo

Lo que pasa en la administración pública a la hora de contratar personal es kafkiano.
No sé si en todos los ámbitos es igual, pero lo que yo conozco, el hospital público, es así. Se accede a las plazas por oposición, pero si se debe cubrir un puesto en un momento dado en que no las hay convocadas, el acceso depende de la esfera en que te muevas, cada una dominada por un lobby distinto.

En las altas esferas manda el poder político, y se designan las plazas a dedo, suelen ser cargos de confianza.
En los niveles de a pie mandan los sindicatos, supervisando estrictamente que se siga el orden de la bolsa de trabajo para acceder a las vacantes, ya sean sustituciones, interinajes o lo que sea.

En ningún caso, o en muy pocos, prima la idoneidad del candidato para el puesto. Ni siquiera en el concurso oposición, ya que para incrementar los puntos en el currículo basta con hacer cursos de la administración, estén relacionados con el puesto o no. Pueden ser de macramé, cocina japonesa o literatura medieval, que puntuarán mucho más que otro de primeros auxilios o citología clínica que se hayan hecho fuera de la administración.

Hace un par de meses se ha jubilado la supervisora del servicio, y en su lugar han colocado a otra designada a dedo, como lo había estado la anterior, que era una inepta y, en los últimos tiempos, con el agravante de la jubilación en puertas (aquéllo de para lo que me queda en el convento...). De momento parece que hemos tenido suerte. No es que fuese muy difícil mejorar lo anterior, pero parece que la actual supervisora trabaja de verdad y se toma en serio su trabajo.

Por otro lado, hace más de un año se hicieron oposiciones a auxiliar administrativo en el hospital, plazas que acaban de adjudicarse.

En nuestro servicio realizamos 25000 biopsias, 35000 citologías y cerca de 100 autopsias al año, provinientes del propio centro, de dos hospitales comarcales cercanos y de varios centros de atención primaria. Para registrar, transcribir los informes, archivar y hacer otras tareas de secretaría, contamos en el servicio con 5 auxiliares administrativas. A pesar de llevar algunas muchos años en el puesto, y poner los cinco sentidos (se supone) en ello, hay que revisar y hacer correcciones con frecuencia, pues la responsabilidad ante un error es grande, y el léxico que empleamos es complicado.

Pues bien, nos han adjudicado una auxiliar administrativa que ha obtenido su plaza por oposición, que es disminuida psíquica.

Surrealista.

En muchas oposiciones a la administración pública hay un cupo para discapacitados. No soy partidaria de cupos, cuotas, paridad y porcentajes impuestos, creo que todo el mundo debería tener las mismas oportunidades y lo que se debería combatir es la discriminación de los candidatos por razones ajenas al puesto de trabajo, pero no seré yo quien diga que no es justo.

Quizá en algunos ámbitos sea necesario hacerlo así para evitar la discriminación y dar oportunidad a todo el mundo. Pero todas las discapacidades no son iguales y deberían distinguirse. Un trabajo que requiere esfuerzo físico no puede cubrirse por alguien que tenga una minusvalía física grave, y un trabajo intelectual no debería ser ocupado por alguien con una discapacidad psíquica.

Seguramente es muy incorrecto políticamente lo que digo, pero la corrección política, sumada a la falta de sentido común y a la ineficacia, nos está llevando a unos niveles de estupidez supinos.

10 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Te entiendo perfectamente...cosas de la Sanidad Publica....en ella trabajo desde hace 39 años y las he vivido y visto bien surrealistas.
Pero como dices es "politicamente incorrecto" hacer referencia a si es justo o no que en un servicio en donde el volumen de trabajo es del calibre que citas,una persona con esas caracteristicas.... no sería la adecuada para ese puesto de trabajo.
Pocas veces piensan con la cabeza.
Tendrás que verlas venir...y espera que lo de cubrir plazas cada vez se va a poner más complicado....el recorte en Sanidad, siempre a los mismos.
Un saludo.

Víctor González dijo...

Maikix: no sabes cuánto me tranquiliza saber que lo que ocurre en la administración catalana es exactamente lo mismo que lo que ocurre en la gallega.
Un abrazo,

maikix dijo...

De hecho, Anna, como sabrás, actualmente lo de cubrir plazas está peliagudo... Éstas porque eran por oposición, y de hace tiempo. Pero ahora no se cubre casi ninguna baja, jubilación ni nada. Los que quedamos en activo debemos asumir el trabajo. Y a eso hay que añadir que están echando a gente, que nos han recortado el gasto de manera espectacular, que se cierran plantas y quirófanos... No sé cómo vamos a acabar!
Un abrazo.


Víctor, a mí no me tranquilizaría, en algún sitio deberían hacerlo bien. Por otro lado, el asunto de los recortes, en Cataluña es peor que en ningún otro sitio, creo que a ninguna comunidad se le ha exigido tanta contención en el gasto sanitario.
Un abrazo.

maikix dijo...

Isa, sé que has escrito un comentario (larguísimo, por cierto, por lo que supongo que no querrás escribirlo otra vez ;)), porque me ha llegado al e-mail. Veo que en todas las administraciones públicas, de sanidad o de lo que sea, la mecánica de empleo es prácticamente igual.
Lo de la vocación de servicio público yo no lo entiendo muy bien, o no la siento. Para mí existe la vocación de la profesión, y de hacer las cosas bien, sabiendo sobretodo que tu trabajo repercute en las personas.
Siento que no se haya publicado tu comentario, que era muy interesante, no sé por qué razón blogger "ha pasado de ti" XDDDD
(es broma).
Besos.

ISA dijo...

Por segunda vez, no me admite un comentario. ¿eres tu o yo o las dos?, qué cosa más rara porque en los demás sitios no tengo problemas

ISA dijo...

Por cierto y por supuesto estoy de acuerdo contigo en lo de la vocación, hacer las cosas bien, etc. Lo del "servicio público" es algo que tenemos muy presente algunos funcionarios de una administración pública y que realmente no somos ni médicos, ni catedráticos.
Como bien sabrás la A.p., entendiendo por esta a la gente que trabajos en Ministerios tiene muy mala fama porque hay muchos funcionarios que se la sudan (con perdón), sin embargo para otros muchos, entre los que afortunada y orgullosamente me encuentro, el administrado es lo primero y se trata de ayudar a todo el mundo que acude a ti, administrativamente hablando. Y hay alguno/a que no veas, pero eso es lo que hay
,

maikix dijo...

Isa, blogger debe tener algún problema, porque yo no he hecho nada, y me imagino que tú tampoco. Y ahora va y salen los comentarios posteriores, pero el primero que escribiste no... ¿¿¿???
La fama de los funcionarios es paradigmática, pero es porque tendemos a generalizar hacia lo malo. Estoy segura que son muchos los que pasan, pero muchos más los que se toman su trabajo en serio, con vocación de servicio.

PATSY SCOTT dijo...

Será políticamente incorrecto, pero digo yo, ¿qué pasa con el sentido común?

Por cierto, en mis últimas experiencias hospitalarias tuve ocasión de comprobar que están de moda las enfermeras/os "poligoneras/os": uñas a medio pintar, piercings y tatuajes - ya sé que nada tiene que ver el aspecto con su capacidad profesional, pero...

p.d. ¿La que se jubiló es la de los taconazos y escotes?

maikix dijo...

Jajajajja... Patsy, ¡qué memoria! Ya quisiera yo que se jubilase la de los postizos (que creo que cada día lleva más), pero ésa es de mi quinta... :(
Hay muchas cosas que se van degradando, que parece que no tengan importancia (como lo del lenguaje de tu post), y una de ellas es el aspecto. Y me refiero a uñas y piercings, el pelo o los uniformes, que son fuente de gérmenes.
Besos.

administrativo corporaciones locales dijo...

Muy buen aporte. Las oposiciones para el empleo público constituyen una forma oportuna para hacer frente a la crisis económica y al desempleo. Trabajar en el Estado implica estar en posesión de un empleo estable que además es muy bien remunerado y cuenta con innumerables beneficios en el plano social.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin