miércoles, 29 de diciembre de 2010

Objetivo 2011

A este año le quedan dos telediarios, literalmente.
Como medimos nuestra vida en años, la sensación de que se acaba una etapa, o que se empieza otra con cada año, nos hace plantearnos retos, deseos, propósitos a cumplir durante el próximo.
Es lo que tenemos los humanos, necesitamos la zanahoria delante para ir tirando. Los propósitos de este año que no se han cumplido a día de hoy, los desestimamos, o renovamos votos.
No estoy hablando de proyectos vitales, claro, que suelen plantearse en periodos de tiempo más largos. Me refiero a los "propósitos de enmienda", intención de resolver aquellas carencias o excesos que no nos hacen malos, pero sí peores.

Somos poco originales, la mayoría de objetivos son comunes entre los mortales del mundo occidental (por favor, pasad a ver el cartel que ha hecho Salles en su inteligente blog). Y la mayoría se quedan sin cumplir, porque se trata de modificar hábitos y conductas, que es lo más difícil que hay: adelgazar, dejar de fumar, ir al gimnasio, aprender o mejorar el inglés...
A medida que pasan los años y uno se propone las mismas cosas, señal de que no se han cumplido, se van abandonando las promesas.

Personalmente, hace tiempo que no me propongo nada, al menos al inicio del año, lo que deriva en un "tantsemenfotisme" ("todomelasudismo") respecto al año, a las fiestas, al invierno o al trabajo, descomunal.
Está claro que no vamos (voy) bien. Tengo que buscarme un propósito para invocar con las doce uvas. De los clásicos:

No tengo que adelgazar.

No quiero dejar de fumar. Por lo fácil que lo están poniendo. ¡Y eso que fumo poco! Si se empeñasen en castigar a los defraudadores, maltratadores, asesinos y otras malas hierbas, la mitad que en perseguir a los fumadores, otro gallo nos cantaría. ¿Por qué no persiguen a las tabacaleras? Ah, perdón, que les dan muchos milloncejos.
Me estoy yendo por los cerros de Úbeda.

Ya me apunté al gimnasio a principios de este año y comprobé, una vez más, que no es lo mío. Prefiero mantenerme en forma con el baile.

El inglés, ya lo practiqué bastante con el nigeriano.

En el trabajo me han dado la pista. Me quejaba hoy ante una técnica cuya opinión me merece mucho respeto, del poco caso que me hacen en general técnicos y residentes respecto a mis enseñanzas sobre el trabajo bien hecho, los beneficios que se obtienen cuidando los detalles, la eficacia de la sistematización...
Me ha contestado:

- Quizá no utilizas el tono adecuado.

- ¿Me estás insinuando que soy demasiado blanda?- pregunto yo, boquiabierta.

Me ha sonreído y con un gesto de la cabeza afirma:

- Bueno, digamos que dices las cosas de manera muy dulce.

-¿¿¿Cómo??? ¿¿¿Dulce yo...??? ¿¿¿Estás hablando conmigo???- He tenido que girar la cabeza a ver si se dirigía a alguien que estuviese detrás mío- ¡¡¡Que se lo digan a mis hijos!!!

- Con los hijos es distinto. El otro día te vi hablando con el residente Fulanito, se suponía que le estabas riñendo, y no lo parecía.

- ¡Mierda!, - he pensado- ¡Me pasé con la Terapia Breve Estratégica que hice para disminuir mi genio! ¡Y eso que me dieron el alta a las 7 sesiones!

Así que ya tengo objetivo para el 2011:
RETOMAR MI MALA LECHE.

8 comentarios:

alma máter dijo...

Jajaja... pues nada ¡¡a conseguir ese objetivo!!!

Feliz 2011!!

Un beso.

Candela dijo...

Maica, jajajaja, lo que me he reído, no con las cosas malas que cuentas sino por cómo las cuentas. Yo casi que estoy por pedir algo parecido, no es retomar mi mala leche sino echar mala leche. No sé, voy a pensar qué pedirle al nuevo año y si consigo encontrar algo realista ya lo contaré :)))

maikix dijo...

Alma, creo que va a ser de los retos que me he propuesto en mi vida, ¡el más fácil de conseguir!
Besos, y feliz año nuevo!

Jajaja, Candela, es que si no nos lo tomamos con humor...
A mí conseguiste engañarme con lo de fumar, eh? Aunque me extrañaba tu determinación de la noche a la mañana. Pero lo de Pepa sí que es fantástico, y un estupendo objetivo a cumplir.
Feliz año para ti y tu familia.

isa dijo...

No vas a conseguir tu objetivo ni harta de vino¡¡¡
Los míos: ordenar definitivamente mi biblioteca y mi cds ¡¡¡¡¡,sobre todo los libros pero, aysssssssssssssssssss, necesito más librerías, estanterías o lo que sea. Tendré que mirar en las rebajas.

isa dijo...

No vas a conseguir tu objetivo ni harta de vino¡¡¡
Los míos: ordenar definitivamente mi biblioteca y mi cds ¡¡¡¡¡,sobre todo los libros pero, aysssssssssssssssssss, necesito más librerías, estanterías, paredes o lo que sea. Tendré que mirar en las rebajas.

maikix dijo...

Jajajajjaja... Isa, buscar paredes para pones estanterías con libros... haz como yo, que los he tenido que poner en doble fila!
¡Qué poca fe me tienes, si digo que voy a retomar mi mala leche... ¡TEMBLAD!

PATSY SCOTT dijo...

jaja, me sumo a lo de no tener que adelgazar ni dejar de fumar (aunque...), lo del gimnasio, de acuerdo, bailar es mucho más gratificante pero lo del inglés, no,no,no - cualquier parecido de lo que hablaba el nigeriano novelero con el inglés es pura coincidencia. Eso sí, lo de "a bullet in the head" es una frase muy útil:)

maikix dijo...

Jajajaja, tienes razón, eso ni era inglés ni era ná. No te lo pierdas, que me ha escrito otro del estilo... quería seguirle la corriente, hasta ver dónde llega, pero me da una pereza... uf!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin