jueves, 13 de mayo de 2010

Anuncios

Durante un tiempo me gustaban los anuncios de televisión. Casi disfrutaba más con ellos que con los programas. Me parecían artísticos, ingeniosos, incluso inteligentes. No prestaba demasiada atención a lo que anunciaban, como siempre, pero me enganchaban.
No recuerdo cuándo fue eso, sólo que hace ya algunos años. Sin embargo ahora, la mayoría me parecen un insulto a la inteligencia. No cuento ya los de campañas navideñas de juguetes y perfumes, casi todos sexistas, mentirosos o estúpidos.

Algunos productos dicen cuidar la salud, y se sacan de la manga beneficios utilizando jerga científica sin pruebas, como los de Actimel. Los hay de limpieza que mienten como bellacos asegurando que quitan manchas o suciedad incrustada. Aquí para mí se coronan Cillit Bank o los oxiactions. ¿Qué decir de los milagrosos anticelulíticos, antiarrugas, antiedad o similares? ¡Sacan a chicas (de vez en cuando algún chico) jóvenes, sin arrugas ni celulitis para anunciar el producto!
Odio especialmente el de las compresas para el pipí en el que sale una chica jovencísima de ojos verdísimos que baila maravillosamente y que pretende que se la recuerde por todo eso, no por el olor del pipí que se le escapa!!! ¿¿¿Por qué???¿¿¿Has ido al urólogo??? ¿No puedes operarte?
En la misma línea está el que anuncia una crema para los picores de ahí... abajo (lo digo así porque en el anuncio se muestra así). Sí, como si lo normal fuese que a las mujeres, sean niñas o mayores, les pique el chichi... en el sentido que lo dice el anuncio. ¡Y se quedan tan anchos! La madre aconseja a la hija: ponte esta crema, y se te pasará. ¡Viva la automedicación! Si te pica, bonita... ¡hay que ir al ginecólogo!, ¡¡¡que puedes tener hongos, o parásitos, u otra cosa!!!
El anuncio de Mutua Madrileña me ha hecho odiar la canción Eye of the tiger. ¡¡¡Qué plastas con el soy-soy-soy!!!
Me enfurece y ofende el anuncio de Iberdrola: Si te das de alta, te saldrá pukinuki... (No pasa nada). Te saldrá gratis... (El cliente se pone contento). ¿Qué tendrá la palabra gratis, que tanto nos gusta?

En la radio pasa igual o peor, y últimamente se están superando. La palma se la lleva la casa Ford y su promoción de venta sin IVA: el anuncio representa un avión en pleno vuelo que se ha quedado sin piloto, y la azafata pregunta al pasaje por alguien que sepa pilotar... y sale una patata (sí, una patata, no me he equivocado al escribir). ¿Una patata? dice la azafata. Sí, pero es que soy una patata sin IVA. Y la azafata se enamora de ella. Para morirse.
Otro, que anuncia una clínica especializada en problemas sexuales: Una pareja escucha en su casa un ruido típico... ¡De somier de muelles! ¿Quién tiene hoy en día somier de muelles? Él pregunta qué es ese ruido, y ella le contesta que los Puig. ¿Pero él no tenía eyaculación precoz y disfunción eréctil? (¡¡¡!!!)... En primer lugar, es difícil tener las dos cosas a la vez; en segundo, me maravilla la cultura y el vocabulario que tiene, y en tercero, que los vecinos se hayan contado los problemas, entre ellos, por un lado, y entre ellas, las soluciones. El anuncio sigue, pero aquí ya se me han caído las bragas al suelo.

Conste que hay algunos muy buenos. A mí me gustan especialmente los de Citröen con transformers.

Como siento nostalgia de los buenos, os cuelgo aquí uno de los que me parecen mejores.



10 comentarios:

Butterflied dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDDDDDD Diosss, qué bueno el anuncio, sobre todo me encantan los viejetes en el coche aplaudiendo y jaleando. xD

Y sssssssí, dios, secundo lo que has dicho de todos y cada uno de los anuncios que has nombrao, a veces me enervan tanto que cambio de canal o les quito el sonido.

Me mola la idea, igual te la copio disimuladamente para alguna entrada mía de "Las Cosas Que Me Joden".

Un saludo.

maikix dijo...

Encantada, Butterflied. Seguro que se te ocurren un montón de anuncios insoportables más. No nos los acabaremos...
Un abrazo.

Candela dijo...

Muy de acuerdo, maikix. Aunque veo poquísimo la televisión, a veces me fijo en los anuncios y los hay muy buenos, pero hay otros horribles, tontos y que tratan a los potenciales compradores como idiotas, o marcan clases (como ese del que tiene unos hijos especiales, un perro especial, etc., pero su hipoteca no lo es). Los de Axe tratan a las mujeres, indefectiblemente, como seres alienados... Muy bueno ese que has puesto, desde la estética al mensaje.

calamarin dijo...

las bragas se me han caído a mí, leyendo el post... muy bueno por cierto, coincido en todo con vos. Yo como no veo la tele, me ahorro esos disgustos. Los fines de semana, si no salimos es cuando veo algo y con lo mal que me pongo ya tengo para toda la semana...

Ave dijo...

Por fechas nunca podemos ir al festival de publicidad de Donosti, pero la verdad es que me encantaría porque yo también considero que la buena publicidad es una disciplina muy difícil. El anuncio que has colgado es un buen ejemplo de publicidad divertida, efectiva y, en el contexto africano, de conciencia social. ¡Fantástico!
Un beso, Maica

Víctor González dijo...

Maikix, como sabes soy publicitario, o sea un apestado. Sin embargo coincido en todo contigo. Algún día tendremos que juntarnos para comentar esos anuncios maravillosos, a mi me encantan especialmente los de cosméticos, que venden el producto con frases del tipo "con microesferas pe hache cuatro inteligentes que penetran bajo las capas más profundas de la epidermis bajo la piel". Ja, ja. Cuando los veo -y oigo- siempre me acuerdo de un amigo médico que me dijo una vez "gracias a Dios la piel es perfectamente impermeable".
Un abrazo,

maikix dijo...

Candela, ya no he entrado en los de Axe, compresas, rímel... porque no tengo palabras.
Y sé que a veces buscan con la tontería (qué me dices del de Axe en el que el chico es literalmente una fuente de sudor), la sorpresa, la sonrisa, la incredulidad... llamar la atención, pero a mí me insultan.

Calamarin, no es que yo vea mucha tele, pero a poco que veas, te tragas unos cuantos anuncios. Y de verdad que no me importa, si son buenos. ¡A veces más que los programas que ponen!

Estoy contigo, Ave. La publicidad me parece interesante y nada fácil.
No sé hasta qué punto se consiguen las ventas gracias a ella, porque la mayoría de gente con la que hablo del tema, se acuerdan del anuncio pero no del anunciante.

Víctor, de apestado, nada. Como le he dicho a Ave, me parece muy interesante, y creo que se nota cuando se hace con pasión y empeño, o cuando salen churros de trámite.
A mí también me hacen mucha gracia los anuncios de cosméticos, que sacan gráficos en los que las arrugas se alisan, y todo eso. Cuando a mí me preguntan, digo que todas esas cremas no hacen ningún efecto, salvo la hidratación.
Debo decir, sin embargo, que no es exactamente cierto lo de la impermeabilidad de la piel. Si fuese así, no tendría ningún efecto la medicación por parches, y la tiene.

Besos a todos.

PATSY SCOTT dijo...

Al haber vivido de y con publicitarios toda mi vida, he tenido el privilegio de asistir durante 15 o 20 años al festival de Cannes y luego al de San Sebastián. En ocasiones el nivel era tan bueno que se me saltaban las lágrimas - juro que la sensación era prácticamente la misma que siento al ver una buena película. Pero me temo que el nivel ha caído estrepitosamente.
Una de mis hijas le ha propuesto a su grupo de Facebook que presenten una queja ante el defensor del pueblo por el trato insultante de los anuncios hacia el espectador. La mitad de los anuncios te tratan como si fueras descerebrado (los anuncios de seguros cada vez me parecen peores)
En cuanto a la imagen de las mujeres - cuando no somos jovencísimas y divinas de la muerte, tenemos pérdidas, picores, hemorroides, callos - (qué suerte tienen los hombres - al parecer no les afectan ninguno de estos males. Ellos ala, a tomar cervecitas y como mucho un danacol como Manolo Escobar)

fiorella dijo...

Veo poco y nada de tele y donde se me cruce un anuncio,zapping....Este que colgás está muy bueno.Un beso

maikix dijo...

Jajajajaja... Patsy, es verdad, celulitis, estreñimiento, picores, pérdidas de orina, hemorroides, arrugas, talones agrietados, varices... ¡todo para nosotras!
A mí también me emociona un buen anuncio, es como si fuese un corto.
Un beso.

Fiorella, yo hago zapping ahora, cuando da anuncios, porque son muy malos, pero soy sincera cuando digo que hubo un tiempo que me interesaban casi más que los programas, pero era porque había muchos más que eran buenos.
Un beso para ti también.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin