sábado, 15 de agosto de 2009

La reina en el palacio de las corrientes de aire (¿?)

Hace ya días que terminé de leer la tercera parte de la trilogía Millennium, La reina en el palacio de las corrientes de aire.
Similar a los dos libros anteriores, ni de largo me ha enganchado como éstos. ¿Las razones?

La primera y principal es que Lisbeth Salander no es la protagonista. Y ella es quien le da fuerza y personalidad a los libros. De hecho en la primera mitad del libro (que tiene más de ochocientas páginas) apenas aparece, se encuentra convaleciente en el hospital sin poderse mover, en espera de juicio, mientras en el libro se investiga la trama de espionaje al más alto nivel en el que estaba metido su padre.

La segunda, que precisamente el protagonista del libro es el pichabrava Mikael Blomkvist, que en esta entrega está que se sale, aunque a mí me parece tan pavisoso (me encanta el adjetivo con el que lo calificó Patsy) como siempre.

La tercera es justamente esa primera parte sumamente densa donde el autor desgrana los entresijos de la seguridad nacional sueca, la policía política y los espionajes entre ellos, la corrupción y la complejidad del control de los secretos de estado. Es un muy buen trabajo periodístico y de investigación, a lo que se dedicaba Larsson, que a mí se me ha indigestado un poco.
(Haciendo un inciso, no podía dejar de comparar con la trama Gürtel que tenemos aquí, y me reafirmaba en que estamos en un país de pandereta...)

Algo que me ha sobrado en el libro, el protagonismo que adquiere Erika Berger, la jefa de Millennium, a quien le pasan cosas que me parecen gratuitas. La trama del libro ya es suficientemente compleja como para venir a enredarla más con tramas paralelas. (Y el triángulo que forman ella, su marido y Mikael no hay quien se lo trague).

A partir de la mitad, cuando Lisbeth entra en acción, el libro se hace mucho más ameno y atractivo. Aunque Blomkvist ayuda a Salander, la relación entre ellos es puramente de amistad, de él hacia ella (ya sabemos que ella es bastante asocial). Si en algún momento Lisbeth había sentido algo por él, ya se le ha pasado.

Aparece en escena la que se va a llevar el gato pavisoso al agua, una superwoman en forma de policía de la Säpo, altísima, de ojos azulísimos, deportivísima y buenísima.

Me da que Larsson ha querido dar protagonismo en el libro a las mujeres: Erika, Annita (la hermana de Blomkvist y abogada de Lisbeth), la propia Lisbeth, Monica (la superpolice), Sonia (otra policía), una guardaespaldas (de la que ahora no recuerdo el nombre), se nota el respeto hacia ellas y hacia estilos de vida poco ortodoxos, pero las coloca en medio de una trama de hombres... y en medio del gallinero... el gallo Blomkvist.

Por cierto, un pequeño detalle que me intriga... ¿por qué Stieg Larsson le hace operarse los pechos a Lisbeth en el segundo libro? No creo que encaje con su personalidad. En el tercer libro, a pesar de ponerlo a huevo, no se hace mención a eso y en cambio sí a los tatuajes.

11 comentarios:

Candela Cano dijo...

Querida maikix, como siempre estupendas tus críticas. Le he dicho a mi chica que hoy no te lea porque está comenzando el tercer tomo que yo ya traigo leído de Croacia (no quiero que se entere de lo que piensas... todavía).

Comparto tus críticas y admiro tu perspicacia. Al pavisoso empecé a verlo así después de ver la película, antes me había hecho una imagen muy distinta de él.

Lo del trío amoroso, me he pasado horas intentando darle cabida en mi lógica. He deducido que mi lógica no llega a tanto.

Gracias, salá!!

maikix dijo...

Yo sabía que lo habías leído, y esperaba a ver si "alguien" se pronunciaba, pero al ver que no, he deducido que la impresión que me ha causado es bastante general.
Espero no "chafarle la guitarra" a nadie que no lo haya leído.

Coincido contigo, fue en la película donde me defraudó Mikael.

Menos mal que has leído el blog antes que tu chica!

Besos

molano dijo...

Pues fíjate que no lo voy a leer. Estaba pensándomelo porque no eres la única que me ha comentado que es el mas flojo de los tres.
Para mi el personaje mas interesante, el de Lisbeth, ya lo fastidia un poco en la segunda parte con el tema tetas y similares, y si ahora no aparece mucho pues qué quieres que te diga...
Absolutamente de acuerdo contigo, los personajes mas interesantes son las chicas pero eso de la "trama de hombres" no termino de verlo.
Y me alegro de que el Blomkvist os parezca un pavisoso porque a mi también me lo pareció en la peli.Claro que por decirlo algunas otras chicas han querido lincharme.
Estupendo post.

maikix dijo...

Gracias, molano.
Con la "trama de hombres" quiero decir que las agencias de inteligencia, la policía secreta, los grupos mafiosos, etc, etc, casi siempre están perpetrados en su totalidad por hombres.
Larsson da una cuota elevada a las mujeres, pero con la condición de que el "superblomkvist" sea imprescindible en todos los campos.

PATSY SCOTT dijo...

Totalmente de acuerdo en casi todo. Desde luego es el más flojo (coincido en que es porque no es Lisbeth la protagonista - creo que me lo tragué entero esperando que saliera del hospital de una vez). También a mí me irritó un poco el tema de las tetas en el segundo tomo - y aquí parece que se le hubiera olvidado.
El pavisoso es un tipo de sueco muy típico - y la relación a tres juro que es creíble en Suecia. Ahora bien, lo que no me trago ni por un momento es que de pronto se vaya a quedar con la musculada superwoman...
Empiezo a pensar que este tercer tomo no lo había terminado, o lo escribió de prisa (aunque la intriga policial, espías y demás está bien elaborada) o la editorial lo quería para ya...
Maica, ha muerto mi ordenador (los de Apple, que son muy suyos me han dicho que ni me lo cogían por obsoleto - tiene 6 años) y he rescatado, creo el disco duro, pero he de comprar uno nuevo para volcar los datos, etc (No tengo copia de NADA - yo que vivo recomendándole a todo el mundo que haga copias de seguridad, jaja). Estoy perdidísima y aunque me han dejado un portátil, no tengo ni mis fotos ni mis cosas... Pero os leo a todas/todos .
Aprovecho para decirle a Candela que van dos veces que comento y se me borra - bueno, que os leo. Besos.
Un beso.

maikix dijo...

Patsy, qué tragedia, lo del ordenador!
Pues creo que Larsson dejó escritas algunas páginas del cuarto volumen, así que no te extrañe que le hagan un relleno y lo exploten, pero a mí no me pillan más.
Si tú dices que ese trío es factible en Suecia me lo creo, pero con nuestra mentalidad es difícil de aceptar que al marido no le importe...
Espero que soluciones pronto lo del ordenador (imagino que la solución pasa por comprar otro!) :-(

Un besote, guapa.

HLO dijo...

Por eso las mujeres tenemos que escribir nuestras propias novelas negras y colocar los personajes en las redes sentimentales y personales que nos dé la gana.

Ave dijo...

Yo coincido con vosotras, pero a mí no me molestó lo de las tetas. Yo lo vi como una acto de darle la vuelta a la tortilla. Para mí que lo escribió así de rápido (y se nota) por presiones de la editorial y que se nota que está incompleta. Termina y dices..... ¿¿¿pero ya???

maikix dijo...

HLO, no sé decirte, no he leído mucha novela negra escrita por mujeres.

Ave, no me molestó lo de las tetas, pero me desconcertó, porque sigo diciendo que es un punto de vista de un hombre, y no creo que pegue con la personalidad de Lisbeth.

molano dijo...

No es solo las tetas, es que pueda meterse en esos personajes de mujer cosmopolita y sofisticada y resultar creible., teniendo en cuenta su personalidad.
En cuanto a las "tramas de hombres"... Hay mujeres policia , periodistas, incluso una hacker protagonista aunque no sea lo mas habitual. Todas mujeres de éxito, con personalidad. El mundo de la novela negra con servicios secretos policias, gansters es un mundo de hombres me parece a mi.
Y si, el protagonista es un hombre . Que adora a las mujeres, las considera y las trata con respeto. Espero que no sea por eso que le consideramos soso.

maikix dijo...

Eso espero yo también, molano. Pero no, para mí es sosainas porque:
- NO es divertido;
- en el sexo SE LE SUPONE que es buenísimo porque así lo hace creer el escritor;
- y en las relaciones NO se expone nada, no arriesga nada.
- seguro que a alguien se le ocurre algo más.

^_^

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin