viernes, 28 de agosto de 2009

Apología de la cerveza (I)

Bebo cerveza desde hace pocos años.
Antes, si salía tomaba un cubata, si era por la noche, o café, durante el día.
Aunque la tomaba ocasionalmente, su sabor amargo me resultaba desagradable, y no entendía la pasión de los cerveceros por una cerveza bien fría cuando tenían sed (¡con lo efectivo que es un vaso de agua!).

Empecé a acostumbrarme a beber cerveza al salir con gente más bebedora que yo, a quienes no podía seguir el ritmo, y tener que reducir los grados de alcohol si no quería volver a casa arrastrándome cada vez.
En estos casos la cerveza era una buena alternativa, puesto que tiene poca graduación (y también es más barata que la copa).

Ahora puedo decir que me gusta la cerveza, incluso distingo sabores.

Como sabéis, la cerveza es una bebida alcohólica resultado de un complejo proceso de elaboración en el que intervienen el agua, la cebada (aunque se puede hacer de otros cereales), el lúpulo y la levadura.
Se bebe desde hace miles de años, y las evidencias más antiguas de Europa se han encontrado... ¡en España! Como no podía ser de otra manera.
Los hallazgos más antiguos corresponden a los de la cueva de Can Sadurní en Begues (Barcelona), fechados en el Neolítico antiguo (3000 años aC). Hasta que se descubrieron éstos, los restos más antiguos se encontraban en el Valle de Ambrona (Soria), con 4400 años de antigüedad.

Pero la cosa ya más documentada se encuentra con los egipcios, quienes la convirtieron en bebida nacional y la extendieron por países vecinos y la cuenca mediterránea.
Después la utilizaron los griegos, quienes la llamaron zythos, y los romanos (cerevisia, en honor de Ceres, diosa de la agricultura). Se usaba como bebida refrescante, como medicina y en cosmética.
En el siglo IX se añade el lúpulo, que es el principal responsable del sabor amargo de la cerveza.
Los galos y los germanos perfeccionaron la técnica de elaboración.

Según el grado de fermentación, hay distintos tipos de cervezas:
- Cervezas de baja fermentación o Lager: espumosas y suaves, a su vez pueden clasificarse en Pilsen, Especial, Extra, con colores y sabores diversos. La mayoría de cervezas "rubias".
- Cervezas de alta fermentación o Ale (fermentación a mayor temperatura): sabores complejos de paladar afrutado, aromáticas, con cuerpo y sabor marcado. Persistentes, y con sabor a lúpulo (Ale, de Abadía, Stout).
- Cervezas de fermentación espontánea, de poco gas y poca espuma, elaboradas con levaduras salvajes. Se producen casi exclusivamente en Bélgica (Lambic, Gueuze).

Además de alcohol etílico, la cerveza contiene vitaminas (básicamente del grupo B y folatos), polifenoles (antioxidantes), fibra soluble, maltodextrinas (carbohidratos de absorción lenta) y minerales (silicio, que favorece la formación ósea, fósforo, calcio, potasio).
Una caña (200 ml) aporta 90 kcal (lo mismo que 200 ml de zumo de naranja).

(continuará...)

Fuentes:
http://usuarios.lycos.es/birraworld/tipos_de_cervezas.htm
http://www.cervezaysalud.es/
http://es.wikipedia.org/wiki/Elaboraci%C3%B3n_de_cerveza

16 comentarios:

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Muy interesante tu entrada. De hecho me he servido mientras la leía una Heineken de 500 cl bien fresquita. Bueno, te diré que el filósofo Ernst Jünger (que murió con más de 100 años y tomando de todo), tiene un libro, 'Acercamientos: drogas y ebriedad', en el que habla del vino y la cerveza y sus efectos en las culturas latina y anglo-germánica respectivamente. Es un prodigio de sutileza y de gusto por las palabras.
Saludos.

maikix dijo...

Me apunto el título para lecturas futuras (tengo una lista... se me acumula la faena!).
Gracias y un abrazo, José Ángel.

calamarin dijo...

A mi me encanta con gaseosa, es decir "una clara", en verano soy adicto... y en las ensaladas siempre les pongo levadura de cerveza, que es muy buena para la piel, pelo y uñas...

Candela Cano dijo...

No soy muy bebedora de nada. Con la cerveza me pasó como a ti, que no sabía cómo podía gustarle a la gente ese sabor amargo. Creo que le tomé el gusto más por el contexto que por sí misma. Eso de "¿Salimos a tomar una cervecita?"

Un beso.

La lectora corrent dijo...

El sabor amargant de la cervesa m'agrada molt. Normalment però la prenc sense alcohol, perquè em sembla que dec tenir molt poca alcoholdeshidrogenasa en el meu estómac i la normal em fa entrar son. (En realitat, la 'sense alcohol' no es pot dir 'cervesa' perquè la definició legal de cervesa inclou una graduació alcohòlica.)

Com totes les begudes alcohòliques, cal no abusar-ne. Hi ha persones que són gran bevedores de cervesa --són sobretot homes--- i poden arribar a ser alcohòliques perquè la quantitat supleix la "qualitat".

molano dijo...

Yo me acostumbré a la cerveza en Londres rapidísimamente en cuando me di cuenta de que un vaso de vino se me llevaba el sueldo de una semana. De vuelta a España tuve que acostumbrarme otra vez a beberla bien fría.
"Historia general de las Drogas" aconseja José Ángel en su blog, "Acercamientos: drogas y ebriedad" en este. ¿Algo mas para pasar?:=) (ja, ja)
Yo ahora lo tengo clarísimo, Maikix, voy a cambiar el zumo de naranja por una cañita.-_* (guiño inteligente)

alma máter dijo...

Lo mío es curioso. Me gusta la cerveza, me encanta esa cañita bien fria pero sólo fuera de casa, con las tapitas y con amigos.
En casa nunca tomo.

besos y buen finde!!

maikix dijo...

-Calamarin, ahí lo has captado bien: la vitamina B, los antioxidantes, los minerales... Enhorabuena! Yo alguna vez le he puesto a la ensalada alfalfa germinada (con pipas está buenísima!)

-Cierto, Candela, la cerveza tiene un toque de camaradería que el vino, por ejemplo, no lo tiene. Éste pega más para una cena romántica.

-Mercè, a mi em va costar d'acostumar-me, però ara m'agrada molt. No ho he aconseguit, per exemple, amb la tònica.
El capítol II fa referència a això de la moderació en el consum d'alcohol.

-Lo de la cerveza no muy fría me parece un crimen. En Malta también la sirven así, y el año pasado cuando estuve, con el calorazo que hacía, nos parábamos a tomar una cerveza y... caliente!!!
José Ángel nos está llevando por el camino de la perdición.
¡Voy a tomarme una caña!
*_* (borracha ya, jajajaja)

-Alma, a mí me pasaba lo mismo, pero cuando paso alguna temporada sin salir, me digo: ¡voy a tomarme una cervecita, con unas olivitas!, y me siento delante del ordenador a leer blogs.

Saludos y besos a todos.

Uno dijo...

Me gusta este blog cervecero. Un saludo

maikix dijo...

Gracias, Uno.
Me he pasado por el tuyo... prometedor.

mimaki dijo...

A mí me pasa lo mismo que te pasaba a tí antes. Es decir, no consigo que me guste la cerveza. De vez en cuando, una clarita.
Lo que a mí me gusta de verdad es el dry martini, pero son contados con los dedos de una mano los sitios que lo preparan como Dios manda.
Y ya puestos a confesar, también me gustan los gin tonics y últimamente me he aficionado al vermut o vermú o vermuth de grifo. ¿Sabe alguien si tiene propiedades beneficiosas de algún tipo?
Hip. lol

Estoy en un ordenador prestado y esta noche me daré una panzada de lectura de blogs. Beso.

maikix dijo...

Ja,ja,ja! Menos mal que me has avisado que eres tú, Patsy. No sé qué propiedades sobrenaturales tiene el ordenador de Manolo, pero además el mensaje que me mandan a mi correo avisándome que tengo comentarios, también llega con otro nombre, desde otro comentario anterior!!! Cosas de los ordenadores y la informática, que para mí es como la física cuántica.

En Barcelona hay un sitio que se llama precisamente así, "Dry Martini", que tiene fama de los mejores idem.
Yo no soporto la ginebra, desde una kurda que cogí en Menorca con gin xoriguer, no puedo ni olerla!
Lo del vermut no lo sé, pero estoy segura de que se le pueden encontrar propiedades medicinales.
:-{} (beso)

molano dijo...

:-@(por alusiones)
Soy molano y quiero saber 2 cosas, ¿Te avisan a tu correo de que tienes comentarios?
WoW! ¿cómo es eso?
Y también ¿cómo que me cambian el nombre? ¿Qué nombre me ponen?
Tu y tus cervecitas estáís volviendo loco el ciberespacio.

maikix dijo...

¿Cómo? ¿A ti no te avisan? ¿Tengo un trato de favor en blogger? jajjaja... molano... SÉ que eres tú... me he quedado con tu cara...

Ahora en serio, en personalizar el blog, hay una opción para que te avisen al correo que tú has dado en blogger, para que cada vez que tienes un comentario, te manden un mail con el contenido del mismo y en qué entrada se ha hecho. Por suerte, porque si alguien entra en un post muy antiguo y comenta, si no es así, no tienes posibilidad de enterarte a no ser que revises las entradas anteriores. Cuando llevas unas cuantas, es casi imposible.

maikix dijo...

Molano, me lo he mirado para decirte exactamente cómo se hace:
en tu página blogger, entras en "configuración", de ahí a la pestaña "cometarios", y al final tienes la opción de poner la dirección de correo donde quieres que te envíen la notificación.
De nada.
:-P

molano dijo...

Muchas gracias, maikix, no dejas de enseñarme cosas. Quiero decir de ilustrarme con tu sabiduría.
Un abrazo.
(^_^)(plan zapatero)

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin