martes, 31 de mayo de 2011

Aire acondicionado sin condiciones

En el colmo del despilfarro, el absurdo y el despropósito, he encendido el calefactor en mi despacho.

Hay una salida de aire que nunca descansa, sea la estación del año que sea, y que tengo en el techo, justo encima de mi nuca. En teoría, sale aire caliente en invierno y frío en verano. Sólo dos temperaturas, aunque haya cuatro estaciones. Y el punto de corte, tanto de la temperatura como del período, es ajeno a mi voluntad (bueno, como todo). Ya que no hay termostato, yo preferiría no tener aire de ningún tipo, y poder abrir el gran ventanal que tengo la suerte de tener en el despacho.

Ya no digo nada del ruido, sordo y constante como la lucha que cantaba Raimon (Jo vinc d'un silenci) que me molesta sobremanera, pero yo no puedo trabajar si tengo frío.

He avisado a mantenimiento montones de veces, pero no hay posibilidad de enmienda. No se puede controlar la salida de aire ni la temperatura individualmente por despachos. Como máximo, el ala montaña o el ala mar, lo que no quiere decir que en ellas la temperatura sea igual. La presencia de máquinas en los laboratorios hace que en éstos haga más calor, con lo que tienen que abrir las ventanas, aunque salga aire frío de las rejillas. En teoría no podemos abrir las ventanas, porque además tenemos obras fuera, entra más polvo y ruido.

En alguna ocasión han venido a controlar la temperatura a la que sale el aire de mi rejilla de ventilación y, según el aparato medidor que traen los operarios, está correcta: a 24ºC. Sin embargo, es evidente que en el pasillo hay una temperatura, y a la que entras a la antesala de mi despacho, ya notas frío, y cuando entras en mi despacho, éste ya es siberiano.

Así que harta de luchar contra el complemento circunstancial, además de con el verbo y el predicado, he decidido ser sujeto de la mejora y he encendido un pequeño calefactor que hace tiempo me traje de casa.

Es de locos, por arriba sale aire frío, por abajo caliente, los ruidos se superponen... pero se ha atemperado el ambiente.

¡Esto es otra cosa!

13 comentarios:

ISA dijo...

- Manda un escrito a RRHH por el gasto energético.

- Como no te harán caso haz lo que yo: súbete a la mesa y pon cinta aislante de esa marrón y ancha así no te entra ni frio ni calor.

PATSY SCOTT dijo...

jajaja, eso no puede ser nada bueno para la salud. Te imagino con sandalias y gorro de lana. Hazle caso a Isa, la cinta aislante parece la mejor solución.
Besos guapa.

Blau dijo...

Voto por la cinta...como puedes ver es un mal de muchos ;-)

maikix dijo...

Alguna vez he tapado la rejilla con papel o cartón (yo soy más cutre que tú, Isa), pero o bien lo he tenido que quitar por asarme de calor, o si vienen los de mantenimiento, lo quitan ellos. Pero voy a probar lo de la cinta aislante!

Patsy, es tal cual la cosa. Voy con sandalias, con los pies helados, y voy con la chaqueta de punto bajo la bata de manga larga. Luego voy al comedor del hospital, y allí te mueres de calor. Si no pillo una neumonía, es que soy a prueba de bombas!

Sé que no me pasa sólo a mí: tienes que ir al cine con rebequita en verano, y en el metro, y en algunos establecimientos... ¡de locos!

Muchos besos a las tres.

Víctor González dijo...

Yo trabajé durante 3 años en un "edificio inteligente", y no he conocido nunca otro tan idiota. No digo más.
Un abrazo,

ISA dijo...

jajaja Víctor, el mio también es "inteligente", pero habría que saber quién fue el inteligente que lo hizo.
Maica: yo tengo una lucha permanente con los de mantenimiento. Vienen, me dicen, perdona pero ya sabes que eso lo tenemos que quitar.
Yo: claro, no faltaba más que tengáis un problema por mi culpa.
Se van y no han pasado 5 minutos que ya he puesto la cinta aislante otra vez.
Y así hasta la próxima revisión (mes y medio dia más, dia menos).

maikix dijo...

Víctor, si será inteligente mi hospital, que le consulto cuando tengo dudas en mi trabajo. Pero eso sí, frío como el hielo.

Isa, así tienes una práctica bárbara poniendo la cinta. Creo que yo tendré que hacer algunas acrobacias para ponerla.

Abracinhos a los dos.

pau dijo...

Eres una despilfarradora, en cambio de abrigarte, va y pones un calefactor

maikix dijo...

Pau, yo creo que despilfarra el hospital. Pero tengo que decir que desde hace dos días... ¡Han quitado el aire! Estoy encantada: ni frío, ni ruidos.

Folhetim Cultural dijo...

Olá passando em seu blog e aproveito para divulgar o meu que se chama Folhetim Cultural. Todos os dias da semana noticiário cultural e nos sábados.
7 da manhã: No café da manhã com poesia
9 da manhã: Palpiteca
11 da manhã: Devaneios do Ranzinza por Roberto Prado
15 horas: Charge de alexandre Costa
17 horas: Chá das 5
19 horas: Charge de Fernando Ferrari
21 horas: A crônica nossa de cada dia por Fernando Ferrari

endereço: informativofolhetimcultural.blogspot.com

Conto com sua visita! Até lá

Víctor González dijo...

O Folhetim é muito interessante. Obrigado. Aqui somos seguidores de Cidinha Campos, mais não sabemos muito sobre a realidade brasileira. Vamos continuar estudando o assunto e vamos conversar. Muito obrigado e abraços,
Víctor.

maikix dijo...

Gracias por contestar por mí al Folhetim Cultural, Víctor.

Víctor González dijo...

Nunca desaprovecho una oportunidad de hablar portugués.
Um abraço.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin