martes, 24 de agosto de 2010

Báculo

Llamadme inculta, me lo merezco:
No tenía ni idea de que la mayoría de los mamíferos macho tienen un hueso en el pene (baculum, os penis) que les permite la erección. Y se llama báculo. Como el bastón de los obispos.
¡Qué casualidad! No hagas que pose en ti mi báculo, adquiere ahora para mí un significado que no me atrevo a verbalizar.
Al margen de las interpretaciones erótico-festivas de los prelados con su báculo, entono un mea culpa que viene que ni pintado, por mi supina ignorancia.

Recuerdo de jovencita, en el instituto, hacer bromas con los amigos sobre un supuesto hueso peneano, al que bautizamos "tibio", y había quien creía que existía realmente.
Por similitud y cercanía, asumí que los mamíferos no humanos tampoco tenían hueso peneano, y nunca nadie me sacó de mi error.
Pues lo tienen primates, carnívoros, murciélagos, roedores e insectívoros.

La curiosidad me ha animado a profundizar sobre el tema, y me he enterado de otra cosa todavía más sorprendente: ¡las hembras también tienen un pequeño hueso en el clítoris!
Para empezar, ni siquiera sabía que las animalas tenían clítoris. (¿Sentirán placer en la cópula? ¿Habrá más vaginales o clitoridianas?)
Yo que pensaba que las mujeres éramos únicas, al tener un órgano (o parte de él) dedicado exclusivamente al placer...

Si pensamos que el clítoris tiene una estructura muy parecida a la del pene, pero más pequeño e interno, no resulta tan extraño que si el pene de los machos tiene hueso, el clítoris de las hembras tenga uno también, más pequeño (baubellum, os clitoridis).
Lo que ya no es tan lógico es que la hiena moteada hembra tenga un os clitoridis tan largo que supera al pene del macho. Mide de 15 a 20 cm y es capaz de ponerse erecto. Las manadas son un matriarcado, ellas lideran la caza, son más grandes y fuertes, y se pavonean con su clítoris.
Al parecer, durante la vida fetal sufren un exceso de testosterona debido a un déficit de aromatasa, enzima que degrada la testosterona, y sufren (o no) las consecuencias el resto de su vida. Las hembras de esta especie de hienas no tienen vagina, y su órgano genitourinario es el clítoris, por donde orinan, copulan y paren. Naturalmente, el hieno no copula si la hiena no lo permite, y cuando lo hace, es bastante complicado. Para ello la hembra debe contraer potentes músculos para replegar el clítoris y que se abra un orificio. El parto es muy doloroso, mueren hasta un 20% de ellas durante el primero, y un 60% de las primeras crías.

Pues no sé de que se ríen.

9 comentarios:

Víctor González dijo...

Maikix: Grandioso. Te dejo mi blog libre y me retiro. Deja de llamarle lo que sea a tus textos y llámalos de una vez "cuentos cortos". Te auguro un éxito sobrenatural en el mundo literario del microcuento. Me he desternillado (no sé cómo voy a recomponerme). Es buenísimo. No en vano uno de los escritores favoritos de Borges era Oliver Sacks.
A propósito del "tibio", te apunto una nota marginal que no tiene nada que ver pero sí algo, porque es igualmente humorística. Es algo que sé porque fui muy nadador de joven y me interesaban estas tonterías históricas de este deporte. "El Tibio" fue un famoso nadador mejicano que con 16 años ganó un oro -totalmente inesperado- en las olimpiadas del 68 (Méjico). Se llamaba Felipe Muñoz, pero lo apodaban "El Tibio" porque su padre era de Fuente Fría... y su madre de Aguascalientes.
Un beso,

Butterflied dijo...

ODIO a las hienas. El sonido que llaman "risa" para mí es super desagradable y verlas con el pedazo clítoris ahí pavoneándose... Qué grima.

Lo del hueso en pene/clítoris tampoco lo sabía yo, me ha gustado la entrada, eso de nunca te acostarás... me viene hoy que ni pintado.

Un saludo.

maikix dijo...

Jajajajaja... Víctor, tú, que me lees con buenos ojos. Aunque hace unos días leí una cita de un tal Chuck Palahniuk, quien dice: "Cuanto más infeliz eres, más gracioso es lo que escribes" :(

Lo de "el Tibio" es muy divertido. En mi caso, también el nombre era una mezcla de hueso (tibia) y algo cálido...

Besos.





Butterflied, pues fíjate que a mí me daban un poco de repelús las hienas, y a raíz de leer esto, me caen más simpáticas o, por lo menos, me enternecen un poco. Quizá porque he parido, y pensar en hacerlo por un canuto... y sin epidural... ¡se me ponen los pelos de punta!

En cuanto a carroñeras, es porque tienen un sistema digestivo que les permite digerir incluso los huesos, pero los leones les roban más comida a ellas que al revés.

Y la "risa", tan parecida a la humana, en realidad no es tal, es un sonido que dicen indica sumisión.

¡La de cosas que he aprendido con esto!

Un abrazo.

PATSY SCOTT dijo...

jjaajajajaja, maica, me sumo a los halagos de Víctor. Genial. Ahora que sabemos que las hembras animales tienen baubellum, no me cabe duda de que algo sienten cuando copulan. Basta ver una pareja de gatos (y los besos en el cuello que le da el macho para que se deje). En otras especies es menos evidente, pero es que ya se sabe que hay quien es menos expresivo.
Si quieres ver algo absolutamente insólito - pornografía animal pura y dura mira este vídeo (te recomiendo que le quites el sonido - sale un pobre niño llorando ante el espectáculo)

http://www.youtube.com/watch?v=bwegzhXAqaQ

Fue grabado en el zoo de Honolulu. La realidad supera siempre a la ficción. :(
Besos

Candela dijo...

Es estupenda esta entrada, Maikix. No sé mucho de la sexualidad o la anatomía de los animales pero imaginaba yo que las hembras tendrían algo que les produjese placer o no lo harían. Tendrían siempre dolor de cabeza.

maikix dijo...

Patsy querida, por su propio bien espero que sientan. No he visto nunca a un gato haciendo arrumacos a una gata, como mucho he oído los gritos durante la cópula, y a mí no me parecían de placer...

Buscando información encontré este vídeo de las hienas:

http://www.dailymotion.com/video/xdxc6i_el-clitoris-de-la-hiena-moteada_school

En cuanto al vídeo que enlazas... al principio creí que era un pollo!!! Jajajajjaja



Jajajajajja... Gracias, Candela. Tienes razón, alguna recompensa tienen que tener. Pero yo no dejo de pensar en las pobres hienas... y su primer parto, en el que se desgarran... ¡Mucho gusto les tiene que dar para dejarse hacer!

Besos a las dos.

fiorella dijo...

Siempre se aprende algo,no?.Ni idea que existía ese hueso.Se me disparan preguntas varias. Quizás el placer o lo que para los humanos lo es sea diferente en otras especies,no?.Un beso

maikix dijo...

Fiorella, creo que nunca podremos esclarecer esas dudas.
Lo que nosotros entendemos por recompensa (placer) para practicar sexo, quizá en los animales es puro y duro instinto de supervivencia y reproducción de su especie, quién sabe?
Un abrazo, guapa.

Zephyr dijo...

"Lo que ya no es tan lógico es que la hiena moteada hembra tenga un os clitoridis tan largo que supera al pene del macho. Mide de 15 a 20 cm y es capaz de ponerse erecto."

- Las hienas no tienen ni baculum (os penis) ni baubellum (os clitoridis):

— Heptner VG, Sludskii AA. Mammals of the Soviet Union. Volume 2, Part 2. Carnivora (hyaenas and cats).
Family Hyaenidae Gray, 1869

"Vertebral column, including cervical region, of limited mobility. Os penis not developed." (page 4)
http://books.google.com/books?id=UxWZ-OmTqVoC&pg=PA4
http://archive.org/stream/mammalsofsov221992gept#page/4/mode/2up


— Estes RD. The Behavior Guide to African Mammals: Including Hoofed Mammals, Carnivores, Primates.
Chapter 20. Hyenas and Aardwolf. Family Hyaenidae

"Genitals: boneless penis similar in all 3 genera (see fig. 20.10), 11-20 cm long, the basal portion of the glans covered with backwardly pointed spines; females with conventional genitalia except for spotted hyena, which has a phallus exactly like the male's." (page 323)
http://books.google.com/books?id=g977LsZHpcsC&pg=PA323

"The vagina has merged with the urethral duct to form a common urogenital tract that makes a sharp bend and exits through the phallus [technically a peniform clitoris] {25}" (page 343)
http://books.google.com/books?id=g977LsZHpcsC&pg=PA342
http://books.google.com/books?id=g977LsZHpcsC&pg=PA343

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin